2. EL VIENTO Y LOS RUMBOS.

La regla fundamental en la vela, es que ningún barco puede navegar contra el viento (triángulo gris), como máximo podrán navegar a 45º aproximadamente a cada lado del viento, de manera que para conseguir remontar contra el viento, navegaríamos a 45º contra el viento, entrándonos el viento por un lado de la tabla y posteriormente igual pero entrando el viento por el lado contrario.

Principalmente, los diferentes rumbos que podemos hacer con respecto al viento son los siguientes:

  • Proa al viento: Es imposible avanzar, la vela flamea como una llama y nuestra tabla se detiene.
  • Ceñida: Rumbo a 45º con respecto al viento real. haciendo dos o mas ceñidas en forma de zigzag conseguiríamos remontar contra el viento.
  • Través: Rumbo a 90º del eje del viento (perpendicular al viento), haciendo dos traveses opuestos regresamos al mismo punto.
  • Largo: Rumbo a 135º del eje del viento. Es un rumbo opuesto a la ceñida del lado contrario..
  • Empopada o Popa: Rumbo a 180º con respecto al viento.

Para indicar una zona o posición con respecto al viento utilizaremos los siguientes términos:

  • Barlovento: De donde viene el viento con respecto a algo, por ejemplo, al levantar la vela (en la posición correcta), en la posición inicial, todo lo que está a nuestra espalda es barlovento.
  • Sotavento: Hacia donde va el viento. Es la parte contraria a barlovento.