Progreso del Lección
0% Completado
Recorrido que hacemos al orzar.

Orzar es variar el rumbo dirigiendo la proa a barlovento (disminuimos el número de grados con respecto a la dirección del viento. Lo hacemos retrasando el centro vélico (inclinando el mástil hacia la popa, mientras mantenemos una presión moderada en la vela con la mano trasera) hasta llegar al rumbo deseado, por ejemplo, pasar del largo al través o del través a la ceñida. Una vez realizado el giro, debemos poner volver a echar el mástil hacia delante, para que nuestra tabla deje de girar y empiece a navegar en línea recta.

Inclinamos el mástil hacia detrás, bajando la parte trasera de la botavara.
Bajamos el puño de escota, de esta manera orzaremos (disminuir el número de grados con respecto al viento).