Progreso del Lección
0% Completado

Nuestro barco puede navegar en distintos rumbos. La norma fundamental es que un barco de vela jamás podrá ir en dirección contraria al viento, como mucho, podremos ir a 45º con respecto a la dirección del viento, ceñida. De esta manera, haciendo dos ceñidas, podremos avanzar contra el viento. El rumbo en el que navegamos a 90º se llama Través, 135º será Largo y 180º Popa o Empopada.


La dirección del viento siempre la marcaremos con una flecha gruesa. Si nos fijamos, entre las dos ceñidas, tenemos una zona gris, esta zona es la que el barco quedaría Proa al Viento, y es aquí donde nuestro barco se parará al no coger viento nuestras velas.